miércoles, 16 de abril de 2014

El momento

Foto Todd Robertson

Ignoro la fecha en la que fue tomada. Me pregunto si ese crio habrá desarrollado todo el odio irracional de sus progenitores. Desde luego uno de esos curiosos y tristes contrastes…

lunes, 14 de abril de 2014

Los comienzos del surf en Patos (desdelacroablogspot)







Cuando alguien le pone empeño, ganas y cariño a lo que hace los resultados suelen ser buenos. Creo que en alguna ocasión ya he mencionado que el trabajo que lleva a cabo Jesús Busto en su blog merece un reconocimiento. Son entradas en las que casi siempre aprendo algo nuevo, te desvela a un personaje, una historia, detalles de cómo respira y se mueve el mar, situaciones diversas que siempre relata de manera muy amena. Esta vez nos descubre los inicios del surf en Patos. Os recomiendo que no os perdáis su lectura, seguro que os gustara.

domingo, 13 de abril de 2014

Ida y vuelta de vacío



Acercarse a Portugal suele ser una apuesta segura la mayoría de las veces, aunque en esta ocasión nos volvimos sin haber catado el agua. Sobre las 2 llegábamos a Afife y nos encontramos con una especie de bruma anclada en la orilla.


La sensación era de bochorno, el termómetro rozaba los 30º


La ausencia de viento hacia que esa neblina apenas se moviese



Por lo que vi en el aparcamiento el personal había salido hace algún rato, posiblemente pillaron baño con la marea subiendo, lo que vi era una ola que rompía en la orilla y como que no me invitaba mucho, por lo que nos piramos hacia Ancora. Allí la cosa era un calco de la anterior, la misma niebla y ausencia de olas, por cierto, no sé si celebrarían el campeonato, pero desde luego por allí no vimos nada.



La otra opción era tirar hacia Moledo y cruzar los dedos, más de lo mismo. Paramos para un café y tiramos hacia nuestro lugar de origen.

 Patos en estado de reposo, cuando nos íbamos...


Al menos el agua estaba cojonuda en cuanto a temperatura



Eran las 6 de la tarde y yo necesitaba una ola lo mismo que aquel personaje de Días sin huella necesitaba un trago para calmar el mono de alcohol. En Patos se amontonaban demasiadas personas por lo que entre en Prado a rebañar alguna tobillera. La orilla me recordó a esas trampas que les montaban los vietcom a los gringos en aquella guerra en la que nunca debieron embarcarse, esta vez las piedras sustituían al bambú. Y es que casi toda la línea de la orilla (al menos con la marea alta) es un hervidero de piedras y rocas. Al final me quite mal que bien la ansiedad con algunas brazadas y la correspondiente dosis de sal. Ponemos el broche final a este raro domingo con una versión que desconocía del famoso tema de The Mamas&The Papas, espero que os guste…