jueves, 13 de septiembre de 2018

Sin olas no hay paraíso



Esta vez el viaje de vacaciones fue un destino sin mar. He de decir que llegue a plantearme una escapada a Portovenere (este es uno de los pocos lugares en Italia al parecer para la práctica del surf), era cuestión de 3 horas en coche desde Milán, pero creo que no estaba de más dejar aparcado por unos días el asunto de las olas y disfrutar sin distracciones con otro tipo de cosas más de tierra adentro. La verdad que el viaje valió la pena.

jueves, 30 de agosto de 2018

Pasando el rato



No sé si será bueno o si por el contrario me provocará más ansiedad, pero estos días que me mantengo lejos del agua le meto alguna pequeña dosis de youtube y a decir verdad por momentos me dan ganas de salir corriendo hacia la playa y hacer caso omiso al sentido común que me recuerda que no debo hacer esfuerzos. El caso es que entre video y video me encuentro con este de Kelly de hace un par de años, en uno de esos baños sin presión y sin jueces. Me gustan especialmente esta clase de videos sin apenas montaje y sin música de fondo, con el único sonido de la playa, las olas y el viento. 

martes, 28 de agosto de 2018

Precisamente ahora



Basta que hagas planes para que suceda algo. En este caso no hay forma de adelantar por la derecha, cuando es cuestión de espalda no queda más remedio que quedarse en tierra.