domingo, 26 de septiembre de 2010

Placer concentrado

Un día vas y te encuentras con que hay mas tamaño, bastante más del que se veía atreves de la webcam de Waira, te cambias  y remontas… Llega tu ola, una izquierda de puta madre, enfilas hacia orilla, comienzas a remar, apenas 8 brazadas y notas como empiezas a formar parte de esa masa de agua, pegas un salto y ya estas de pie, bajas la pared, has hecho un botton cojonudo, el sol lo tienes a tu espalda, un leve movimiento de cabeza y percibes que la pared supera tu altura, te acojonas un poco, pero rápidamente recuerdas aquello que viste en el video de How to surf , por lo que haces una ligera flexión y mejoras tu centro de gravedad, por momentos sientes el deseo de arañar esa preciosa y cristalina pared, pasas no sea que la vayas a joder, ruegas que no cierre, que te deje seguir, agg!..., que hija de puta!, un tremendo espumon se cierne sobre tu endeble figura, te caes, afortunadamente hay algo de profundidad, notas el tirón del invento, pasan un par de segundos, sales a la superficie y lo ves todo blanco, y otra vez corriendo hacia arriba…, y todo esto en poco más de 10 segundos… ¿Sabéis de algo tan sumamente corto y a la vez que proporcione tanto placer?...Si, sabía que ibais a pensar en eso, yo también lo he hecho…

Un síntoma y una teoría


Este domingo aun después de haber visto que la webcam de Patos no auguraba un buen baño, tiramos hacia allá. Delante de la escuela apenas había gente en el agua. En Prado se veían algunas cabezas, en La Cala también había peña. Opte por Prado. Al minuto de estar en el agua baje un derechon cojonudo, se cerró muy rápido pero disfrute marcándome un botton de derecha, que parece que ya no se me resisten como antes. La siguiente ola vino al rato. Otra derecha, también con tamaño, pero esta vez me dejo surfearla un poco más, fue lo mejor, el resto, mirar al horizonte y charlar con Frederic… Luego vuelta hacia Patos, un par de revolcones en la orilla y a casa a merendar.
El síntoma
Esta tarde de domingo volvimos a disfrutar de una estupenda temperatura. El 3/2 había momentos en los que sobraba. El agua sigue haciendo que tengamos los escarpines en el armario o donde quiera que los guardemos. Cuando regrese a casa me di la ducha de rigor, pero esta vez, subí la temperatura del agua… Hace apenas un par de semanas que llegabas todo feliz al hogar dulce hogar y te metías una ducha fresquita para relajar, pero ahora lo de la ducha fresquita vamos a ir dejándolo aparcado. Pues eso, que no sé si me estoy haciendo mayor o esto es un síntoma de que ya estamos metidos más que de lleno en el otoño… Espero que sea lo segundo…
La teoría
Hace tiempo que le doy vueltas. Las buenas sesiones de este verano las podemos contar con los dedos de una mano, y poco más. Uno se va a acostumbrando a esos baños, suaves, en los que apenas hay revolcones, con olas que apenas levantan por la cintura, así un día  tras otro… ¿Pero y luego?
El caso es que estoy empezando a pensar que tanto día pequeño provoca que la poca soltura que vas pillando acabes por perderla un poquillo. Yo no sé vosotros, pero cuando pasa mucho tiempo sin entrar tamaño, luego si veo que la pared pasa mi por encima de mi cabeza, acabo por acojonarme y ponerme nervioso. Pero bueno, ahora con el invierno la cosa irá mejorando, supongo…

 Lo dicho, que estamos esperando tamañito, pero sin pasarse, que aqui al colega no veas lo que se le viene encima...pa matarse!

Baño entre amigos

Serian las cinco y media cuando llegue a Patos este sábado. Eche un vistazo al agua y pude reconocer a tres amigos...Juanillo, Frederic (salio antes, por lo que evito a la prensa...) y Jorge. El mar estaba un pelín desordenado debido al viento, el baño no se prometía espectacular, pero la compañía aseguraba conversación entre serie y serie, le di una rápida mirada a mi limitado quiver (el cual solamente consta de dos tablas: 6/7 y 7/3) y opte por la que lleva más baños a sus espaldas, la 7/3.
Ellos ya llevaban un buen rato, por lo que aprovechando la confianza y suponiendo el cansancio de su sesión intente alguna saltada, cosa que se encargaron de abortar rápidamente…jajaja
Un poco más tarde llego Carmen, y tuvo la deferencia de tirarnos unas fotos. Las olas no daban para mucho, el mar muy bacheado, cuando entraba algo con tamaño cerraba enseguida, por lo que la sesión fotográfica no fue en plan Surfer Rule. Pero bueno, como dice el titulo del post, fue un baño entre amigos y no se a vosotros, pero cuando la compañía es grata, se disfruta un poco más. Aquí os va una pequeña muestra:
O le das tú, o le doy yo...

Al final, le damos los dos...



Alguna que otra derecha se dejaba


Donde habre dejado las llaves del coche...hummm


Carmen, la autora del reportaje, paseando con Buster, un  perro "potencialmente peligroso"...jejeje



Otra derechita...

Jorge, esperando su big wave

Juanillo, iniciando un drop-knee



Ay!...iba buena


Tocaba saltar


Dandole al pico...


Jorge, gestionando una derecha


Dale que cierra!


...agg!, pena

Aprovechando la espuma




Foto finish

viernes, 24 de septiembre de 2010

Me quedo con la de Lou Reed, pero esta no esta nada mal...

No soy muy amigo de las nuevas versiones de ciertos clásicos, pero bueno, por esta vez haremos una excepción dados los participantes. Espero que podamos decir esto del fin de semana que acabamos de comenzar. Buenas olas para todos!