domingo, 26 de septiembre de 2010

Placer concentrado

Un día vas y te encuentras con que hay mas tamaño, bastante más del que se veía atreves de la webcam de Waira, te cambias  y remontas… Llega tu ola, una izquierda de puta madre, enfilas hacia orilla, comienzas a remar, apenas 8 brazadas y notas como empiezas a formar parte de esa masa de agua, pegas un salto y ya estas de pie, bajas la pared, has hecho un botton cojonudo, el sol lo tienes a tu espalda, un leve movimiento de cabeza y percibes que la pared supera tu altura, te acojonas un poco, pero rápidamente recuerdas aquello que viste en el video de How to surf , por lo que haces una ligera flexión y mejoras tu centro de gravedad, por momentos sientes el deseo de arañar esa preciosa y cristalina pared, pasas no sea que la vayas a joder, ruegas que no cierre, que te deje seguir, agg!..., que hija de puta!, un tremendo espumon se cierne sobre tu endeble figura, te caes, afortunadamente hay algo de profundidad, notas el tirón del invento, pasan un par de segundos, sales a la superficie y lo ves todo blanco, y otra vez corriendo hacia arriba…, y todo esto en poco más de 10 segundos… ¿Sabéis de algo tan sumamente corto y a la vez que proporcione tanto placer?...Si, sabía que ibais a pensar en eso, yo también lo he hecho…

Un síntoma y una teoría


Este domingo aun después de haber visto que la webcam de Patos no auguraba un buen baño, tiramos hacia allá. Delante de la escuela apenas había gente en el agua. En Prado se veían algunas cabezas, en La Cala también había peña. Opte por Prado. Al minuto de estar en el agua baje un derechon cojonudo, se cerró muy rápido pero disfrute marcándome un botton de derecha, que parece que ya no se me resisten como antes. La siguiente ola vino al rato. Otra derecha, también con tamaño, pero esta vez me dejo surfearla un poco más, fue lo mejor, el resto, mirar al horizonte y charlar con Frederic… Luego vuelta hacia Patos, un par de revolcones en la orilla y a casa a merendar.
El síntoma
Esta tarde de domingo volvimos a disfrutar de una estupenda temperatura. El 3/2 había momentos en los que sobraba. El agua sigue haciendo que tengamos los escarpines en el armario o donde quiera que los guardemos. Cuando regrese a casa me di la ducha de rigor, pero esta vez, subí la temperatura del agua… Hace apenas un par de semanas que llegabas todo feliz al hogar dulce hogar y te metías una ducha fresquita para relajar, pero ahora lo de la ducha fresquita vamos a ir dejándolo aparcado. Pues eso, que no sé si me estoy haciendo mayor o esto es un síntoma de que ya estamos metidos más que de lleno en el otoño… Espero que sea lo segundo…
La teoría
Hace tiempo que le doy vueltas. Las buenas sesiones de este verano las podemos contar con los dedos de una mano, y poco más. Uno se va a acostumbrando a esos baños, suaves, en los que apenas hay revolcones, con olas que apenas levantan por la cintura, así un día  tras otro… ¿Pero y luego?
El caso es que estoy empezando a pensar que tanto día pequeño provoca que la poca soltura que vas pillando acabes por perderla un poquillo. Yo no sé vosotros, pero cuando pasa mucho tiempo sin entrar tamaño, luego si veo que la pared pasa mi por encima de mi cabeza, acabo por acojonarme y ponerme nervioso. Pero bueno, ahora con el invierno la cosa irá mejorando, supongo…

 Lo dicho, que estamos esperando tamañito, pero sin pasarse, que aqui al colega no veas lo que se le viene encima...pa matarse!

viernes, 24 de septiembre de 2010

Me quedo con la de Lou Reed, pero esta no esta nada mal...

No soy muy amigo de las nuevas versiones de ciertos clásicos, pero bueno, por esta vez haremos una excepción dados los participantes. Espero que podamos decir esto del fin de semana que acabamos de comenzar. Buenas olas para todos!

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Hoy, si...

Se me dibujo una sonrisa al encender el movil este mediodía y leer el mensaje de un colega, me comentaba que hoy probablemente disfrutaría de un buen baño. Un Cola-Cao, cuatro galletas y echando leches al garaje, cuando estaba saliendo me di cuenta de que no llevaba la cámara, era igual, tampoco es que fuera muy sobrado de tiempo, solo disponía de un par de horas y quería aprovecharlas a tope. Llegue a Patos sobre las 3, aparcamiento vacio, playa vacía, en el agua apenas había 10 personas.
¿Las olas?..., bueno, así, así, mucho cerrote y poco más. ¿Lo mejor?..., la temperatura, brillaba un sol muy amable, el agua debía de rondar los 18º más o menos. Durante las pequeñas esperas el sol acariciaba tu espalda y por momentos añorabas el bañador y la lycra. Horita y media en el agua, alguna izquierda que abría y muchos revolcones, eso sí, me lo pase bien, y en el fondo, es de lo que se trata, o no?

viernes, 17 de septiembre de 2010

Remontando

Esta fue una de las primeras fotos que hice en Patos. Concretamente esta sacada en El Pico. Fue hace cuatro años mas o menos, yo por aquel entonces todavia andaba con el corcho. Ese dia habia mar, no es un foton de ninguna maniobra pero cuando la veo, me vienen a la memoria esos baños de invierno que las pasas putas remontando, que te comes esos espumones y no das llegado arriba, sobre todo cuando llevas una tabla que no te permite hacer el pato...
Pues nada, seguiremos esperando a que lleguen las ansiadas olas...

miércoles, 15 de septiembre de 2010

La verdad, que me lo estoy empezando a plantear...

Pues parece que la cosa ha creado escuela. No se, tenia ganas de hacerme con una furgo, quien sabe, igual empezando con una lycra usada, una pastilla de parafina..., igual poco a poco...

lunes, 13 de septiembre de 2010