martes, 28 de enero de 2020

La película



Entre las varias películas con el surf como telón de fondo hay dos títulos que destacan sobre manera. Por un lado tenemos Big Wednesday (El gran miércoles 1978), considerado un film de culto y toda una experiencia iniciática maravillosamente dirigida por John Milius, la otra película a tener en cuenta es Point Break (Le llaman Bodhi 1991), firmada por una de las más talentosas directoras de las últimas décadas como es Kathryn Bigelow, una cinta que con el paso de los años se ha hecho mayor y ha ido ganando enteros. La sombra de ambas es muy alargada y casi siempre que una película trata de abordar el mundo de las olas surgen las odiosas comparaciones. Me ha sorprendido y gratamente el debut tras las cámaras de Simon Baker, el atractivo protagonista de la famosa serie The Mentalist (El mentalista) dirige, interpreta y adapta la obra del novelista australiano Tim Winton. Sin haber leído la premiada novela considero que la película aprueba y con nota el difícil reto de plasmar en imágenes la emoción y la fascinación que nos provocan las olas y su entorno. Interesante recorrido con ingredientes tales como la familia, el amor, la amistad, los conflictos de la adolescencia, el sexo y sobre todo con eso que a veces nos atenaza el estómago…el miedo




miércoles, 8 de enero de 2020

¡No te olvides de las olas Alex!


‘Penicillin cures, but wine makes people happy’ (Alexander Fleming 1881-1955)



Esta tarde me daba el primer baño de este 2020. A la hora de remontar me sentía como esos coches de recién casados que van arrastrando latas, ya saben, llegan las navidades y nos ponemos a comer/beber que parece que se chocan los planetas. Aun habiendo sido una sesión muy regular la sensación de felicidad sigue intacta como el primer día. No digo yo que el prestigioso científico anduviese desencaminado (un vino de vez en cuando se agradece…), pero esa combinación de agua, sal y olas no la cambio por nada. Dejando a un lado posibles debates sobre lo conveniente o no de ponerse con un crio en la tabla, pienso que la cara lo dice todo…