domingo, 11 de diciembre de 2011

El regalo



Hoy domingo estrene mi regalo de cumpleaños –si os fijáis en el anuncio descubriréis lo viejuno que soy…jeje-, Carmen me regalo un poncho/toalla para cambiarme. La verdad que da muy buen servicio, esta tarde lo utilice y estupendo. Es negro, con capucha y muy amplio, te da libertad de movimientos para quitarte el traje y como otros usos también se puede utilizar para cualquier tipo de ritual, exorcismo, ruegos a los dioses, etc.

                       Sherlock Holmes (2009), el poncho es tal cual al que lleva el fulano…

 
Ahora en serio, estoy muy contento y seguro que me dará muy buen servicio. Luego en cuanto al baño pues nada, un par de horitas de 2 a 4, algo de lluvia, no mucho frio, pocas olas –alguna venia de vez en cuando que valía la pena-, momento arco iris y poco más. Una vez en casa y con el material ya lavado, toca el momento “reponer fuerzas”, sentado en la cocina disfrutando de una buena comida y con los dos dedos gordos de los pies todavía resucitando del frio, pero…¿y lo bien que baja un plato después de un baño?

2 comentarios:

  1. Yo También tengo uno de esos y...funciona!!!!...jejejeje...
    Un saludoooo...

    ResponderEliminar
  2. ALX, lo tenia visto alguna vez por la playa, la verdad que ahora con estas temperaturas viene muy bien. En carnavales igual le doy uso...jeje
    Hasta la proxima!

    ResponderEliminar