viernes, 17 de febrero de 2012

Dos formas de correr

Hacia tiempo que la historia me daba vueltas en la cabeza. Debió de ser hace un par de años mas o menos cuando en la prensa se comenzó a hablar de su curiosa y triste circunstancia, Miguel Neiro era el recluso mas antiguo de España, ingreso en prisión en 1978 por desertar del ejercito.


Luego vino el resto, delitos y mas delitos, uno detrás de otro, eso si, no hay sangre en su largo historial delictivo. Se ha comido media vida en el talego, ha encadenado condenas y seguro que todas justificadas,  pero me pregunto hasta que punto se merecía tantos años entre rejas. Cualquier otro con dinero e influencias ya hubiera estado fuera, pero Miguel era un don nadie. Su vida da para una película –apostaria a  que no tardaran en ponerse con el guion-, seguro que muchas televisiones ya le habrán ofrecido una entrevista, él dice que quiere dedicarse a la cerámica y vivir tranquilo lo que le quede de puñetera vida, eso siempre que la enfermedad que le araña el corazón le de un poco de vidilla.
El caso es que cuando ayer vi su foto en el periódico se me dibujo una sonrisa. Que si, que seguro que fue un hijoputa ladrón y pendenciero, carne de cañón, delincuente, macarra de ceñido pantalón –como decía la canción- y todas las figuras judiciales que se nos ocurran, pero que queréis que os diga, entre toda la mierda y miseria que nos asalta al leer la prensa el ver una noticia como esta me provoca casi la misma felicidad que los finales de las pelis de Frank Capra. Pero es que además –como dice el titulo del post- hay otra imagen que me gustaría comparar a la de Miguel saliendo del talego…



Pues si, mientras que en la primera todo es alegría y ganas de respirar al fin en libertad, la segunda es de lo más patético. Creo que sobre el segundo personaje sobran los comentarios. Solo decir que me gustaría que Miguel no vuelva a las andadas, que disfrute los años que le queden  y que no pise una carcel jamas, del otro, me da lo mismo que se coma la capsula de cianuro, que se tire por la ventana del palacio de Marivent o que se quede en los USA…

4 comentarios:

  1. Ciertamente es hipocrita pensar que todos somos iguales ante la justicia,me alegro de que hayan soltado a Miguel,aunque fuese un poco cabron,como bien dices no tubo delitos de sangre y apuesto a que en nigun robo,supero los 300e de hurto,por los que nadie paga carcel.Pero esta gente que roba millones y sale impune,mas en estos tiempos de crisis,buff,para mi deverian pagar la pena maxima.Asi se daria ejemplo y devolber todo lo que se llevaron.Pero bueno,es lo que hay.Buen articulo Fran.Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Alex, muchos de los que nos han metido en esta puta crisis se han marchado con liquidaciones millonarias, pero bueno, mejor no seguir que me hago mala sangre. De todas formas, lo de este hombre me llamo mucho la atención.
    Un saludo y gracias por pasarte!

    ResponderEliminar
  3. Lo "clavaste", amigo....
    Un saludooo....

    ResponderEliminar
  4. ALX, pues mira, precisamente acabo de llegar de una cena en la que saque este tema, no te creas, me costo mucho defender mi postura, pero sigo pensando lo mismo.
    Hasta la proxima!

    ResponderEliminar