viernes, 7 de febrero de 2014

Travel



Recuerdo que siendo un chaval apenas había un par de ellas en Vigo, eran otros tiempos y viajar no estaba al alcance de cualquiera. Dos eran los elementos que llamaban mi atención de aquellas viejas agencias de viaje, uno el eterno avión a escala que adornaba el escaparate, luego estaban aquellos maravillosos posters que anunciaban lugares remotos.








2 comentarios:

  1. Buuufff! Maravillosas sensaciones sólo de pensar en coger un avión y despegar rumbo a un lugar de fábula, jejeje... De momento a conformarse con el fin de semana... ¡A disfrutarlo chaval! Un abrazo...

    ResponderEliminar