domingo, 18 de septiembre de 2016

Derechos y libertades

(foto Derick Burger)

Comienzan a circular opiniones por la red acerca de lo apropiado de las filmaciones con drones. Al parecer algún que otro de estos fantásticos cacharros voladores ya ha sufrido las iras de algún molesto personaje. En este tipo de situaciones siempre chocan los derechos y libertades. Quienes manejan y disparan con estos artilugios argumentan que la playa es un lugar público y por tanto tienen derecho a filmar, por otro lado hay quien siente su intimidad amenazada con la presencia de estos ingenios. A decir verdad cualquiera de las dos partes puede tener su parte  de razón, creo que tendría dificultad para posicionarme sobre este asunto. En todo caso seguiremos disfrutando de las bellas imágenes que nos proporcionan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario