martes, 11 de octubre de 2016

Baby it's cold outside


La bajada de temperaturas nos obliga a mandar al paro por un tiempo a los 3/2 y demás elementos veraniegos. Los últimos baños ya estaba empezando a notar cierto fresquillo por el cuerpo, luego de un par de horas los dedos de los pies se me quedaban en resistencia pasiva y cierta torpeza propia del frio hacia acto de presencia. El grosor de los neoprenos de invierno provoca que mis movimientos sean más lentos, me muevo con la agilidad de C-3PO y mis reflejos brillan por su ausencia. De nuevo vuelve ese cambiarse a toda ostia mientras el frio y la lluvia te golpean por delante y por detrás, entras en el coche y le metes la calefacción a tope en dirección a los pies. Ya de camino a casa le das al botón rewind y sigues sin explicarte cómo demonios te caíste en aquella fantástica derecha. 

2 comentarios:

  1. Por aquí, afortunadamente, seguimos con buena temperatura...todavia podemos prescindir del neopreno...

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, después de comprobar las estupendas pruebas gráficas que aportas doy fe de ello. Anda que no das envidia...jeje
    Saludos ALX!

    ResponderEliminar