martes, 26 de diciembre de 2017

Y mientras tanto pensaba

(foto: Miles McGuinnes)

Que quizás podría haber optado por seguir en la cama. En el cabron de Jorge que me dijo que a las 9 estaría durmiendo y calentito. En cómo se me había escapado la anterior izquierda. En lo mágico que resulta la lluvia cuando estas en el agua. En que este neopreno ya no es lo que era. En la piscina del maldito Kelly. En aquellos cálidos baños en La Cicer. En que la noche anterior debería de haber comido menos. En que los 50 ya se empiezan a notar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario