sábado, 11 de enero de 2014

Dejad que las olas se acerquen a mí


Se llama Réne-Sebastien Fournié y en alguna ocasión le tienen preguntado si va disfrazado. Es capellán, tiene 39 años y ejerce como tal en la Catedral de Sainte-Marie de Bayona. Admite que no es que precisamente haya encontrado muchas almas  en el agua que quisieran dejar de pecar, pero tampoco se queja de haber sido recibido con malos modos. Yo por mi parte creo que arderé en el infierno, con todos mis respetos a los creyentes pero prefiero disfrutar de los placeres de la vida terrenal a la gloria eterna…

 David MacDowell

No hay comentarios:

Publicar un comentario