sábado, 29 de marzo de 2014

Aclaraciones sobre un lamentable malentendido



En ocasiones suelo escribir en caliente y es posible que de forma atolondrada, sin revisiones ni cambio de comas, doy por entendido que se me entiende pero desgraciadamente esta vez alguien ha interpretado de manera errónea mi mensaje, posiblemente no me haya expresado de forma clara y dado que el asunto es serio lo voy a volver a intentar. El pasado domingo 23 escribí un post (La puta realidad) en el que daba mi opinión personal sobre todo lo que está sucediendo en Venezuela. En ese texto alguien interpreto que la expresión los muertos en blanco y negro se referían a las víctimas de la guerra civil, no me estaba refiriendo a esas víctimas sino a otras más recientes. Todo esto arranca hace unos días cuando veo unos carteles que anuncian un homenaje a Hugo Chavez aquí en Vigo, me fijo que entre los organizadores figura un sindicato que curiosamente también conmemora el 10 de marzo, el día de la clase trabajadora, el día en que Amador y Daniel fueron asesinados a tiros por la policía franquista en Ferrol, esto sucedía en 1972.





Curiosamente ese cartel del sindicato para conmemorar el 10 de marzo utiliza una silueta que representa la estatua que rinde homenaje a los que perdieron la vida en aquella masacre que dejo 2 muertos y 16 heridos de bala. Es entonces cuando surge la incongruencia y me pregunto cómo se puede homenajear a víctimas y verdugos a la vez. Quizás frivolice a la hora de expresarme y seguramente el texto hubiera necesitado una revisión, si en algún momento le he faltado el respeto a la memoria de Daniel Niebla y Amador Rey desde aquí pido disculpas, repito, estas eran las victimas a las que me refería, no a las de la guerra civil. Insisto, tampoco era mi intención hacer bromas con esto, al contrario, mi crítica es hacia quien tiene dos discursos, hacia quien se envuelve en la bandera de la libertad y hace ofrendas florales a los caídos en la dictadura pero luego días más tarde no tiene inconveniente en homenajear al líder supremo que al otro lado del charco impone la unanimidad mental y hace lo que aquí repudiamos y rechazamos, asesinar al opositor. También había una crítica en mis palabras hacia la falta de significado de los símbolos, esto no es una camiseta que te compras en Zara, si enarbolas la bandera de la lucha obrera y la libertad no defiendas a los opresores, es así de sencillo.  En lo sucesivo procurare ser más claro a la hora de expresarme, lo cierto que ayer cuando leí ese comentario que alguien me dejo no me lo podía creer, me jodio bastante que mis palabras hubiesen dado lugar a un malentendido tan serio. No he eliminado ese comentario y espero que después de esta aclaración esa persona me diga si lo tiene claro o no.

2 comentarios:

  1. Por lo visto, la persono ni se dignó en leerte. Bueno, hiciste lo que tenías que hacer. Ahora, eso de rendirle tributos a dictadorzuelos de nuevo cuño no es algo que hable muy bien de los organizadores del acto...¡Lástima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso parece Alí. Me hubiera gustado saber si mis explicaciones aclararon el tema, no se, dejemoslo ahi. En todo caso, como dije anteriormente agradezco tus comentarios, en este caso de alguien que lo sufre en primera persona.
      Un abrazo hermano!

      Eliminar