domingo, 10 de octubre de 2010

Sabado en Samil


Esta tarde opte por quedarme en Samil. La llamada de un amigo anunciándome buenas olas me convenció. No es que me guste especialmente esta playa, sobre todo si tenemos en cuenta la calidad de sus aguas, pero la idea de pillar un buen baño pudo más que el olor que desprende el agua de este conocido arenal vigués.
Al llegar pude comprobar que unos cuantos ya habíamos escogido este inusual spot, no había problema, suficiente espacio en el agua y sin problemas de masificación.

En la zona donde me encontraba había más gente haciendo body que surf…


Las olas cerraban rápido, por lo que había que buscar el hueco…

Alguna duda con la preferencia…
 Hora de cerrar...
Buena derecha, la pena que cerraban enseguida…


 Up!!!
 Local a su bola...
Barraaaaaa!!!
A pesar de todo, había quien lo intentaba…
Como dije antes, mayoria de corcheros...
La luz empezaba a escasear…
…por lo que decidimos recoger y hasta otro día. Eso sí, siempre que te metes en esta “sospechosa” agua de Samil, te llevas un extraño gustirrinin en la boca, y casi mejor no quiero saber nada del porque…

No hay comentarios:

Publicar un comentario