viernes, 6 de diciembre de 2013

Cuando las cosas no salen como deberian



Con la proliferación de esos maravillosos juguetes nos quedamos alucinados con los riesgos y desplantes que se marca el personal. A veces todo nos parece de lo más sencillo, acciones imposibles que desafían todas las leyes de la gravedad, paisajes bellísimos y recuerdos para enseñar a los amigos y familiares. Evidentemente lo que vende es el éxito, la consecución de imágenes impactantes en las que casi nunca nadie resulta herido, sin segundas tomas, aquí todo sale a la primera. Pero hay algo más, una trastienda, una cara b, eso que el fabricante nunca o casi nunca mostrara en esa pantalla de 7” de la tienda. En el primer video se muestra lo angustioso que debió ser esa bajada, a pesar de los golpes recibidos y las serias lesiones vivió para contarlo. En el segundo advierto de que hay una imagen un tanto desagradable, lo que me sorprende es la frialdad y la sangre fría de este hombre, como se lamenta de lo sucedido, como asume que posiblemente pierda su pierna y como se acuerda de su madre. Esta gente está hecha de otra pasta, no cabe duda…


5 comentarios:

  1. ¡La ostia puta! Empecé por ver los vídeos y luego leí tu entrada, me quedé a cuadros con el segundo, se me revolvió el estómago porque no me esperaba esa avería después de ver el primer vídeo... Suerte de poder contarlo tras esa bajada a golpes contra la pared...
    ¡Muy bueno Fran!, hay que ver que ciertas actividades pueden salir muy caras para tener las cosas claras...
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo de la visión desagradable Chordi, a mi me sigue sorprendiendo lo tranquilo que esta el hombre, este tipo de accidente en un lugar asi alejado puede terminar en tragedia como tarden mucho en rescatarte. Al dia siguiente vi el otro video en un telediario, pero estaba a velocidad normal, en este me resulto tremendo al visión de una de las manos arrastrandose por la pared. Lo increible es vivir par contarlo...
      Un saludo amigo!

      Eliminar
  2. Brutal, yo cuando lo ví me quedé flipao y me llamó la atención también su mano arrastrándose por la pared.
    Lo que no había visto era la avería que tiene en la pierna, madre del alma y el tío ahí como si nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa tranquilidad me deja alucinado Jose, no me quiero imaginar lo que debe de ser una situación similar...buf
      Saludos amigo!

      Eliminar
  3. No es la misma persona, se ve claramente que no concuerdan los paisajes pero para asegurarse solo fijaros en el calzado. Eso no quita que no fueran unas buenas averías.

    ResponderEliminar