domingo, 3 de abril de 2011

Un sabado casi perfecto...

Este sábado ya no podía más y opte por meterme al agua con mi viejo corcho. Tres años después volví a calzarme las aletas y a las tres y media estaba con mi amigo Jorge entrando en Patos. Por cierto que había campeonato, estos últimos días ando algo desconectado la verdad:
En la playa había buen ambientillo, olas y algo de viento. Entramos hacia la izquierda, en el agua nos encontramos con Cesar y allí compartimos olas y alguna charla entre series. La verdad que me encontraba extraño con el corcho, por otro lado el pie no iba todo lo bien que quisiera –el medico se quedó conmigo cuando me dijo que me iba a quedar un tendón tipo Ironman…jajaja!!!-, lento y anquilosado, no respondía. Me marque como meta 5 olas. En la primera me clavo la punta, las otras cuatro las baje y disfrute como nunca. Quise más, pero opte por salir. Ah!, que no se me olvide agradecer a Gonzo su ofrecimiento para prestarme el tablón, que va amigo, igual acabo espichado en la arena, que son muchos días es seco…jeje También darle las gracias a Frederic por ofrecerme su otra tabla, estas cosas reconfortan.
Me fui para casa contento. Luego nos dimos una buena cena en el mejicano. El dia estaba saliendo perfecto, pero… Ya en casa me dieron la noticia, no sin cierto recochineo, el Madrid había perdido con el Sporting –estaba deseando salir del armario…jejeje- y al salir de cenar pudimos asistir a la victoria del Barcelona. Pues eso, que un sábado casi perfecto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario