lunes, 22 de agosto de 2011

Las apariencias NO engañan...

                                   La visión en Prado a media tarde

Llegamos a eso de las 5 a Patos. Mientras dábamos una vuelta con Buster me llamo mi amigo Jorge.
-         ¿Qué tal está?
-         Buff…, bueno, yo creo que esto no levanta, no vale la pena que vengas, yo igual me meto en plan chapoteo y poco más.
-         Venga, nos vemos
-         Chao tío
Unos minutos más tarde estaba entrando en Prado. Justo nada más remontar me entra una izquierda pequeñita pero larga, la pille… Al rato, una derecha… Me comenzó a entrar un sentimiento de culpabilidad con el bueno de Jorge, no soy un hacha dando indicaciones sobre pronósticos marítimos y ahora me comenzaba a sentir culpable. La cosa al final no quedo en más que eso, un pequeño espejismo que duro apenas unos minutos. Luego muchas pausas y alguna que otra orillera.

                                      En Patos, alumnos y padres.

                    Ultima visión antes de ponerse en camino hacia casa.

Que tengáis buena semana!

2 comentarios:

  1. Jejeje... seguro Victor. Pero ya no es la primera vez que me llama un colega nada mas llegar, le dices que nada, que aquello esta muy mal. Al cabo de un rato entras por mojarte un poco y al final da un vuelco el mar y acabas teniendo un baño cojonudo. La verdad es que este verano 2011 esta siendo un coñazo en cuantos a baños se refiere.
    Chao!

    ResponderEliminar