miércoles, 26 de octubre de 2011

El momento


1988 fue el año en que se estrenó El oso, aquella estupenda película dirigida por Jean-Jacques Annaud. Recuerdo que llamo mucho la atención la escena en la que el pequeño osezno tenía un sueño, la verdad no sé si alguien se atrevió  a plasmar esto anteriormente, pero resultaba bastante curioso. El caso es que cuando observo a mi perro en esos momentos en los que se queda como pensativo me pregunto qué es lo que se le pasara por la cabeza. Desconozco al autor de la foto, en todo caso me ha gustado mucho.

3 comentarios:

  1. que razon tienes podemos pensar directamente que no le pasa nada por la cabeza y que simplemente se encuentra agusto y comodo,pero puede que tenga el cerebro al 150 por cien los animales son como nosotros..un saludo..

    ResponderEliminar
  2. Estupenda foto Fran, peliculón, yo tengo bastante experiencia con los perros y te aseguro que ese está disfrutando tanto de ese momento como lo haríamos tú o yo, quizá más aún.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Marcos, yo al mio en alguna ocasión lo tengo visto ensimismado delante de un espejo. Y si, son como nosotros, pero mucho mas nobles.
    Jose, es uno de los lugares donde mas disfrutan, el nuestro cuando lo llevamos se le ve la felicidad en la cara.
    Un saludos y gracias por pasaros!

    ResponderEliminar