domingo, 30 de octubre de 2011

Naces, creces, te reproduces y mueres…


No suele ser un sitio al que nos agrade mucho acercarnos. Cuando lo hacemos suele ser mala señal. No solemos visitar el de nuestra ciudad por el mero placer de pasear, pero en ellos podemos encontrar buenas muestras de arquitectura y mucha historia, en este caso no viva. Este en particular me ha llamado poderosamente la atención.

                                        ¿Acaso no habéis mirado hacia el mismo lugar que yo?...

                                                                      Vista aérea 

Aunque parece un lugar apartado del mundanal ruido de vez en cuando sufre una curiosa mutación…




2 comentarios:

  1. Seré morboso, pero me gusta fotografiar cementerios, representa lo que tememos como seres efímeros aunque a la vez nos atraiga, aparte de que el arte funerario puede ser impresionantemente hermoso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Xurde, de morboso nada. Lo que sucede que es un lugar a evitar, pero como bien dices hay mucho arte que suele pasar desapercibido.
    Saludos y gracias por pasarte!

    ResponderEliminar