sábado, 28 de enero de 2012

4 vidas



Supongo que todos estaréis al tanto de la noticia. El trágico suceso en la playa del Orzán en pleno centro de Coruña con el triste balance final de 4 personas fallecidas. A esta hora siguen sin aparecer 3 de ellas y las esperanzas de que sigan vivas son bastante improbables. El motivo de este post es que me gustaría dejar un comentario con respecto a la labor de la policía. Así como en otras ocasiones he criticado con dureza las maneras de ciertos agentes a la hora de disolver a manifestantes, ahora debo y quiero reconocer la valiente actuación que llevaron a cabo, aunque desgraciadamente no lograron su objetivo. 


 
No puedo entender como se puede criticar la actuación de la policía por haber decidido entrar a intentar salvar al chico –comentario aparecido en la pagina web de La Voz de Galicia-, esta persona cuestionaba que esa decisión  no había sido acertada, que hay protocolos, no se, supongo que si el estuviese ahogándose le gustaría que fueran a rescatarlo y no criticaría que los policías entrasen vestidos y con el cinto puesto, este detalle lo desconozco. Quien conozca la playa sabrá que aunque es zona urbana no esta exenta de peligro, bastante pronunciada, corrientes y que te saca fuera con facilidad. Esa noche no estaba el mar para bromas –nunca puedes bromear con el-, según testigos presenciales al grupo de chicos se les advirtió de que no bajasen, desgraciadamente lo hicieron. El resultado final, un cuerpo recuperado, el de Javier. Siguen sin aparecer Tomas (el estudiante) ni los otros dos policías José y Rodrigo. Nos gustaría tener esperanzas pero la realidad es otra. Nuestro animo a las familias.

2 comentarios:

  1. Menuda desgracia Fran, es una lástima para esas familias y un gran dolor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Que tal Jose, hoy leia una entrevista a un chico que habia entrado al agua para ayudar en el rescate y te ponia los pelos de punta cuando describia como todavia tenia las marcas en los brazos de uno de los que logro sacar del agua. Ahora queda esa odiosa espera por que aparezcan los cuerpos.
    Hasta la proxima.

    ResponderEliminar