miércoles, 18 de enero de 2012

El opio del pueblo


                                                    China 1942 - Keystone/Getty Images

 
Desconozco a quien se le atribuye la autoría de la frase, pero si que en ocasiones funciona para tener al personal con la cabeza en otra cosa y totalmente absortos de la puta realidad. También reconozco que puede funcionar como bálsamo y que durante 90 minutos nos olvidemos de ciertas miserias y pasemos un rato entre amigos y unas risas.


                                                           Foto Karin Sahib

 
Hace unos cuantos años solía seguir los partidos con cierto interés, ahora la verdad apenas veo alguno. Quizás lo que menos me gusta del panorama actual es todo el circo que se ha montado alrededor. En todo caso, dentro de un rato miles de personas aparcaran por unos momentos sus problemas, gritaran, sufrirán, se alegraran, se abrazaran y aplaudirán. Al final, cuando se apaguen los focos todo volverá  a ser como antes, ni mejor ni peor…

                                                              Foto Daniel Ocho de Olza


No hay comentarios:

Publicar un comentario