jueves, 5 de enero de 2012

Encontrada una tabla en Patos


2 comentarios:

  1. Menos mal que hay gente honrada aún, no te lo vas a creer, un día que fui a afotar como siempre me llevé las dos galgas conmigo(mientras tiro fotos las tengo corriendo por la playa) bueno que con la liada de darles de beber posé la mochila con dos cámaras Nikon dentro, 4 objetivos etc.
    meto a las perras en el maletero y me piro a buscar a la guaja al cole, cuando estoy allí me doy cuenta Fran, mecagoendioooooos, la mochila, sale la nena del cole yo con la patata a mil, subo a la cría al coche me piro pa la playa a toda ostia y cuando llego no veo la mochila bajón total.
    Ese mismo día detarde me llama un chaval que vive a unos 30 km. de mi casa y me dice que si soy Jose y que tiene la mochila dentro, se lo digo y a la mediahora estábamos abajo de mi casa tomándonos un café junto a mi mochila.
    Siempre le estaré agradecido.
    Vaya chapa te he dao jajjajja.

    ResponderEliminar
  2. Jose, me imagino como se te tuvo que quedar el cuerpo en el momento, supongo que ni por asomo pensabas que las volverias a recuperar. Pues tuviste la inmensa suerte de encontrarte con ese tipo de persona de las que ya casi no abundan. Hablando de extravios, yo tengo la costumbre de fijarme mucho en los carteles de perros que se pierden, y como trabajo de noche y en la calle pues uno siempre se va fijando, hasta ahora solo en una ocasión encontre uno.
    Por cierto, de chapa nada, son ese tipo de historias que gusta escuchar...jeje
    Saludos!

    ResponderEliminar