martes, 17 de enero de 2012

Menos mal que solo fue una foca



La verdad que no tenía ni idea de que estos animales pudiesen llegar a causar una herida como esta. El suceso tuvo lugar en Garie Beach (Australia), Daniel Falconbridge pensó en un principio que había sido atacado por un tiburón, al final resulto que no, fue una simpática foca, menos mal…

No hay comentarios:

Publicar un comentario